Mi primer trabajo

Aprovechando que hace poquito hemos tenido un feriado por el día del trabajo, quise escribirles contándoles de mi vida laboral.
Comencé a trabajar cuando todavía cursaba el sexto ciclo de derecho, ingresé a trabajar en un estudio jurídico en la ciudad de Trujillo, donde era asistente legal del área civil, y aprendí a amar aún más mi carrera.

Lo bueno de empezar a trabajar en tu carrera es que te hace aprender nuevas cosas, que muchas veces en la universidad no te enseñan.
Cuando tuve mi primer trabajo recuerdo que estaba en una relación que no era tan motivadora hablando laboralmente, ya que me desalentaba a seguir trabajando y me decía para qué trabajas si aún no lo necesitas, y en realidad económicamente no lo necesitaba ya que era pensionista 20530, en términos màs sencillos, era pensionista por parte de mi papá ya que el falleció cuando era pequeña y esta pensión cubriría mis gastos hasta que termine mis estudios.
Aun no necesitando económicamente trabajar, lo hice!
Aunque no les voy a mentir, algunas veces dudaba de trabajar ya que mis amigos en ese ciclo no hacían sus prácticas si quiera, y deje de ir a Talara (mi ciudad natal) en vacaciones de verano.
Se me complicaba un poco los tiempos, ya que tenía que organizarme para estudiar, trabajar y llevar una vida social equilibrada (como ir al cine o a comer con amigas o amigos).
Luego de unos meses aprendí a manejar perfectamente mis tiempos, y aunque siempre habían comentarios como, mejor quédate viendo conmigo una película, supe que una persona que no te apoya en tu crecimiento profesional, no es alguien quien debas tener en tu vida, pero esa es otra historia.
Mi primer jefe fue una mujer, lo cual me ayudó a tener màs confianza en mí misma, no solo en un rubro en el que generalmente estas rodeada de hombres, sino que también con su paciencia y al mismo tiempo su gran exigencia, me enseñó que debemos estar capacitadas para todo lo que venga.
Hoy después de ya varios años trabajando como abogada corporativa, es mi deber contarles un poquito de mi historia, porque creo que trabajar  en tu carrera cuando aùn estas en la universidad es lo mejor que puedes hacer.
Y si eres mujer, te recomiendo nunca abandonar tu trabajo, por cualquiera que sea la circunstancia, tener independencia económica es lo único que nos hará libres, nos hará crecer  no solo profesionalmente, sino también como ser humano, ya que te da otras vivencias gratificantes, te hace màs segura, y aunque no lo creas ayudará a empoderarte!
Espero que mi historia les sirva a todas las que  están dudando en empezar a trabajar, tengas la edad que tengas, nunca es tarde para los buenos comienzos.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s